Jueves, 06 de octubre de 2011
Publicado por marifewebmaster @ 10:57
Comentarios (0)  | Enviar

Más voces contra la basura industrial

Decenas de vecinos acuden a la plaza Mayor para exigir que se frene el vertedero «inestable y contaminante» que Azsa prevé abrir en la parroquia

Manifestantes en la plaza Mayor.Marifé Antuña presidenta de Ruedes con mascarilla en alto es además fundadora del colectivo de

enfermos Fibroamigosunidos.com Fibromialgia,Sindrome de Fatiga Crónica ,Sensibilidad Química Múltiple y electrohipersensibilidad

Eloy MÉNDEZ

La oposición al vertedero de La Enmesnada llegó ayer al corazón de la ciudad de la mano de los vecinos de Cenero. La segunda gran protesta popular contra la habilitación de un depósito para residuos industriales de Asturiana de Zinc (Azsa) en una parcela de la parroquia donde actualmente se vierte material de obra, congregó a unos 300 afectados en la plaza Mayor para instar al nuevo gobierno local a que exija al Principado la paralización del proyecto.

Vestidos con camisetas amarillas, los manifestantes, convocados por la Comisión Medioambiental «El Texu» de la Asociación «Los 16», gritaron lemas contra el plan y leyeron un manifiesto muy duro con la actuación del anterior edil de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, al que acusaron de informar favorablemente sobre la instalación pese a que, según sostienen los vecinos, sus actuales titulares podrían estar incumpliendo parte de los requisitos fijados en la licencia de actividad.

«Nos impusimos a gobernantes ademocráticos en los años setenta y ahora conseguiremos también nuestros propósitos», argumentó la presidenta del colectivo vecinal, Carmen Salazar, en referencia a la lucha que Cenero mantuvo contra la última corporación de la época franquista para frenar un basurero municipal previsto entonces en la parroquia. Después, calificó al depósito de La Enmesnada de «desordenado, inestable y contaminante».

«Se pretende perjudicar a unos para favorecer a otros contra la razón y la norma», continuó, tras acusar a Azsa de «necedad» y de «no estar a la altura de las circunstancias por dejarse guiar por criterios economicistas y obviar la historia y la memoria». Además, aseguró que «no nos pondrá en contra de sus trabajadores», que secundan mayoritariamente las protestas ciudadanas.

Tanto Salazar como el portavoz de «El Texu», Ángel Salas, volvieron a exigir el cierre del depósito donde se pretende almacenar el material industrial, conocido como jarofix. La Asociación «Los 16» contó con el apoyo de otras organizaciones vecinales, como Porceyo, Caldones y Ruedes, de la Federación de la Zona Rural «Les Caseríes», varios grupos ecologistas, el colectivo Fibroamigosunidos.com, el Partido Popular, Izquierda Unida, -miembro del anterior gobierno local y presente en la protesta a través del edil Francisco Santianes- y el movimiento 15-M.

«Vamos a luchar hasta el final», aseguraban, tras el acto, Tino Turroxón y Adilia Cepeda, vecinos del barrio de Trubia que ayer gritaron frente al Ayuntamiento lemas como «en Cenero, nun cabe vertedero

 

fuente:Ine.es Hemeroteca

 


Publicado por marifewebmaster @ 10:27
Comentarios (0)  | Enviar

LUIS FERNÁNDEZ ÁLVAREZ Presidente del Lions Club Internacional en Gijón

«Los Leones somos traficantes de influencias, que pueden ser buenas o malas»

«Nuestra idea de crear una fundación para mujeres con cáncer de mama parte de su necesidad de apoyo emocional»

 

J. M. CEINOS
-¿A qué obedeció que usted, junto con otras personas, pusiera en marcha la delegación del Lions Club en Gijón?

-Teníamos una inquietud de hacer algo por los demás y al conocer que el Lions tenía presencia en doscientos cincuenta países, con cuarenta y cinco mil clubes repartidos por el mundo y un millón y medio de socios, y al ver que en Asturias no había ninguna delegación decidimos hablar con la organización y para poner en marcha la delegación en Gijón fuimos apadrinados por otro club.

-Pero ¿qué es el Lions Club?

-Una organización que surgió en el año 1917 en Chicago (Estados Unidos), que nació en el seno de un grupo de empresarios y uno de los miembros fundadores, Melvin Jones, que era un corredor de seguros, rápidamente tuvo la visión de que uno puede prosperar en la vida, pero no va a llegar a mucho si no piensa en los demás. Éste es el espíritu de los miembros del club, unos profesionales y empresarios que tenemos una posición relativamente desahogada, pero que entendemos que hacer algo por los demás es importante. También valoramos que hay personas que quieren ayudar y que no tienen el mecanismo o la línea para actuar o lo hacen a través de empresas y de organizaciones no gubernamentales y se llevan grandes chascos.

-¿Qué diferencia a los Lions de otras organizaciones parecidas?

-Lo que a mí me cautivó cuando valoré fundar este club en Gijón fue que esta organización, a diferencia de otras, no es propiamente una organización no gubernamental, pero interrelacionándose con otros clubes y con otros grupos humanos como el nuestro podíamos llegar a cualquier parte del mundo.

-¿Una organización como los Lions, con un sustrato, me parece, de tendencia calvinista en su filosofía filantrópica empresarial, engarza bien en la sociedad española?

-Nuestros clubes no están ligados a ningún tipo de tendencia y no tienen vinculaciones políticas, ideológicas ni confesionales y lo que tengo claro es que la organización está muy extendida y aportando ayuda.

-¿Cómo aporta la ayuda?

-Las ayudas llegan directamente a los clubes de Lions y son los clubes quienes administran y reparten las ayudas; esto nos permite optimizar los recursos y nos da una seguridad.

-¿Por qué comenta que algunas personas han salido «escaldadas» de su colaboración con organizaciones no gubernamentales?

-Por suerte o por desgracia me está llegando mucho patrocinador o colaborador que cuando le contamos el proyecto y conoce nuestra historia al final dice que le interesa, pero que viene de vuelta de dar dinero a otras instituciones y luego se entera que hubo malversaciones y fraudes. Pero, en fin, como en todas partes hay garbanzos buenos y malos y unos pocos empañan una labor importante que están haciendo todos estos colectivos.

-¿Cuántos miembros tiene el Lions Club de Gijón?

-Somos veinticinco.

-¿Para ser miembro hay que tener, digamos, posibles?

-Todo lo contrario. Aunque esté mal que yo lo diga nuestro club está muy valorado a nivel nacional gracias a que hemos sabido implementar una serie de fórmulas en cuanto a la dinámica y la apertura del club a la sociedad que lo que hacen es, precisamente, quitar ese tipo de planteamientos o de prejuicios que a veces se tienen. Es cierto que hay creencias sobre que pueda haber vinculaciones masónicas en este tipo de organizaciones empresariales, pero en absoluto, y el club de Gijón tiene unos estatutos que son abiertos y públicos; además, nuestro club tiene la particularidad de que está constituido como una fundación. Es decir, entre los miembros del club hay empresarios, personas que trabajan por cuenta ajena, amas de casa y un largo etcétera.

-¿Cómo se financian?

-Para empezar, nos autofinanciamos con una cuota mensual de cuarenta y cinco euros por socio. Con ese dinero financiamos el funcionamiento del club y cuando hacemos actividades tenemos dos cuentas, una la administrativa y la otra la de donación, que es en la que se vuelcan los recursos.

-¿La sociedad gijonesa responde?

-Tenemos una sociedad gijonesa y asturiana muy generosa y se vuelca con nosotros cuando se le hace un planteamiento serio y claro. No hay más secreto, es poner a los ciudadanos y a las empresas un canal adecuado para que aporten sus ayudas. Sin que se me malinterprete, los Leones somos traficantes de influencias, pero lo mismo que hay colesterol bueno y malo, también hay influencias buenas y malas.

-¿Cuántos proyectos llevan a cabo a lo largo del año?

-Como grandes proyectos solemos hacer uno al año y el Club de Leones está pensado para la colectividad de su entorno geográfico. El proyecto que nos ocupa este año es crear una fundación para ayudar a las mujeres con cáncer de mama y el proyecto surgió de la necesidad que tienen las mujeres a quienes se les da la noticia de que padecen cáncer y necesitan apoyo emocional, psicológico, para que esa mujer, cuando vuelva a su casa, además de saber que desde el punto de vista médico estará bien atendida, también tenga apoyo emocional.

-¿Entran ustedes donde falla la Administración?

-Creo que debemos complementar y, en este caso, debe valorarse que lo que estamos haciendo es unir a la sociedad civil con los profesionales médicos y lo complementario no es sustitutivo. El año pasado, tras hablar con personal médico del Hospital de Cabueñes, llegamos a la conclusión que la mayoría de las mujeres a quienes se les detecta un cáncer no dicen nada y lo sufren en silencio. Es más, muchas mujeres buscan una solución rápida sin que lo sepa nadie. ¿Por qué?, pues porque la mujer es el pilar de la familia y no quiere trasladar más problemas. Pues bien, todo esto se puede desdramatizar haciendo llegar a la sociedad que los temas médicos no son sólo médicos, son de toda la sociedad y que hablar de cáncer no es sinónimo de nada que hoy en día no podamos normalizar. (El próximo día 18 de octubre, a las nueve de la noche, en el hotel Begoña Park, la Fundación Lions Club Gijón organiza una cena benéfica con dos objetivos: los beneficios de la cena serán donados a la Bruno Salvadori Lions Fundación en su labor de prevención y diagnóstico precoz del cáncer de mama, y adicionalmente se colaborará con la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria y con su 27.º Congreso nacional, que se celebrará en Gijón del día 15 al 17 de este mes).

Luis Fernández Álvarez

Nació en Suiza en el año 1966, hijo de emigrantes asturianos oriundos de la zona de Teverga, aunque se crio en Gijón, en el barrio de El Llano. Está casado y tiene una niña de 7 años. Es propietario de una empresa de relaciones comerciales, cursó Maestría Industrial y realizó estudios empresariales. Empezó a trabajar a los 20 años. A finales del año 2005, junto con un grupo de amigos, puso en marcha una delegación en Gijón de Lions Club Internacional.

«Somos personas con una posición desahogada que entendemos que hacer algo por los demás es importante»

«La sociedad gijonesa es muy generosa, no hay más secreto que establecer el canal adecuado para que se aporten las ayudas»

EL CUESTIONARIO DEL DESAYUNO

-¿Qué talento desearía tener?

-Me hubiera gustado comprender aún más a mis semejantes.

-¿Cuándo y dónde ha sido más feliz?

-Desarrollando mi vida en familia con mi mujer y con mi niña e intentando contribuir en estos proyectos.

-¿Un lugar para perderse en Gijón?

-La zona de Ruedes, que es donde vivo.

-¿A cambio de qué daría todo lo que tiene?

-Para que hubiera paz, estabilidad y que la mitad del mundo no se dedicara a crear problemas a la otra mitad, que emplea su tiempo también en defenderse de esa otra parte.

-¿Qué reforma de la sociedad considera más urgente?

-Con la tolerancia, el respeto y los valores se podrían arreglar muchos de los problemas que tenemos.

-¿Un lugar de vacaciones?

-No tengo vacaciones, el tiempo libre que tengo lo dedico a los proyectos en los que estoy, y un buen amigo dice que estar de vacaciones no es hacer nada, a lo mejor hacer cosas diferentes.

-¿Mar o montaña?

-Mar; fui submarinista e instructor de buceo y tengo una especial relación con el fondo marino.

-¿Aficiones?

-Submarinismo, tiro olímpico... Ahora, mi afición principal es hacer «leonismo».

 

FUENTE:INE.ES HEMEROTECA

 

 

 

 


Publicado por marifewebmaster @ 9:34
Comentarios (0)  | Enviar

RUEDES...¿SABÍAS QUE? EL LIBRO "MAXIMA UNA HISTORIA REAL "LLEGO A VER LA LUZ GRACIAS A QUE ALFREDO ALVAREZ DE RUEDES EMIGRO A ARGENTINA?

 

 

 Máxima de Holanda, princesa de tango Un periodista de origen asturiano publica una mordaz biografía sobre la mujer del heredero al trono tulipán, la primera argentina en una familia realOviedo,

ESCRITO POR María José IGLESIAS

 «Máxima, una historia real», la biografía no autorizada de la princesa heredera de Holanda que la Casa de Orange trató de impedir, ha llegado a ver la luz gracias a que a principios del siglo XX Alfredo Álvarez, de Ruedes, en Gijón, emigró a Argentina. Uno de sus autores es su nieto, el periodista Gonzalo Álvarez Guerrero (Bariloche, 1969), hijo de Osvaldo Álvarez Guerrero, gobernador de la provincia de Río Negro entre 1983 y 1987, que creció escuchando hablar de Asturias y tomando fabada los domingos. A la vez, en Buenos Aires los Zorreguieta-Cerrutti preparaban a su hija Máxima para altos destinos, quizás un apuesto jugador de polo. La realidad superó cualquier expectativa. Aquella rubita gordita y graciosa, popular y querida entre sus amigas, iba a ser princesa. Gonzalo Álvarez ha presentado en Madrid el libro, editado en Holanda y Argentina, del que también es autora Soledad Ferrari. Al escritor le tira su sangre asturiana. Le llama la atención el paralelismo entre Máxima y Letizia Ortiz. Una es la primera argentina que entra en una casa real; Isabel Sartorius, hija de Isabel Zorraquín, podría haber sido su antecesora. Letizia es la primera asturiana que lleva el título del Principado. Las dos vienen de la clase media. En el caso de Máxima, más media de lo que cuenta la biografía oficial. El libro desmonta el mito de la niña de buena cuna que vivía en las altas esferas neoyorquinas cuando conoció a Guillermo en Sevilla, un heredero aficionado a las fiestas y a la cerveza. Álvarez y Ferrari sostienen que la familia pasaba apuros para mantener cierto estatus. Álvarez Guerrero llegó a Máxima a través de su padre, Jorge Zorreguieta, secretario de Agricultura durante la dictadura de Videla. «Cuando se anunció el compromiso, me fui al archivo de la revista "Noticias", en la que trabajaba, y comprobé que apenas había documentación sobre el padre». Las investigaciones difundieron el currículum político del suegro del príncipe. Su pasado le impidió conducir a su hija al altar. El 2 de febrero de 2002 los Zorreguieta vieron la boda desde una suite del Ritz de Londres. Máxima les llamó tras la ceremonia. En la iglesia Nieuwe de Amsterdam sacó de la manga del Valentino un pañuelo de seda cuando el bandoneonista Carel Kraayenhof interpretó «Adiós, Nonino», el tango que Astor Piazzolla dedicó a su padre muerto. Fue la coronación de la «maximanía». Sus biógrafos la describen como alegre y amante de la juerga. Un vendaval latino que habla a sus hijas en español y fuma a escondidas. Una interpretación del protocolo holandés a ritmo de tango.

 

FUENTE:INE.ES


Mi?rcoles, 05 de octubre de 2011
Publicado por marifewebmaster @ 12:52
Comentarios (0)  | Enviar

 

 




1 de octubre 2011 Homenaje en Ruedes a los mayores, este año se realizo el homenaje a Aurelia gonzalez, nacida en Ruedes en 1926

en el acto estuvieron numerosos representantes de asociaciones vecinales y de la federacion de vecinos Les Caseriesasi como el Vicealcalde de Gijón Rafael Felgueroso