Jueves, 06 de octubre de 2011
Publicado por marifewebmaster @ 10:57
Comentarios (0)  | Enviar

Más voces contra la basura industrial

Decenas de vecinos acuden a la plaza Mayor para exigir que se frene el vertedero «inestable y contaminante» que Azsa prevé abrir en la parroquia

Manifestantes en la plaza Mayor.Marifé Antuña presidenta de Ruedes con mascarilla en alto es además fundadora del colectivo de

enfermos Fibroamigosunidos.com Fibromialgia,Sindrome de Fatiga Crónica ,Sensibilidad Química Múltiple y electrohipersensibilidad

Eloy MÉNDEZ

La oposición al vertedero de La Enmesnada llegó ayer al corazón de la ciudad de la mano de los vecinos de Cenero. La segunda gran protesta popular contra la habilitación de un depósito para residuos industriales de Asturiana de Zinc (Azsa) en una parcela de la parroquia donde actualmente se vierte material de obra, congregó a unos 300 afectados en la plaza Mayor para instar al nuevo gobierno local a que exija al Principado la paralización del proyecto.

Vestidos con camisetas amarillas, los manifestantes, convocados por la Comisión Medioambiental «El Texu» de la Asociación «Los 16», gritaron lemas contra el plan y leyeron un manifiesto muy duro con la actuación del anterior edil de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, al que acusaron de informar favorablemente sobre la instalación pese a que, según sostienen los vecinos, sus actuales titulares podrían estar incumpliendo parte de los requisitos fijados en la licencia de actividad.

«Nos impusimos a gobernantes ademocráticos en los años setenta y ahora conseguiremos también nuestros propósitos», argumentó la presidenta del colectivo vecinal, Carmen Salazar, en referencia a la lucha que Cenero mantuvo contra la última corporación de la época franquista para frenar un basurero municipal previsto entonces en la parroquia. Después, calificó al depósito de La Enmesnada de «desordenado, inestable y contaminante».

«Se pretende perjudicar a unos para favorecer a otros contra la razón y la norma», continuó, tras acusar a Azsa de «necedad» y de «no estar a la altura de las circunstancias por dejarse guiar por criterios economicistas y obviar la historia y la memoria». Además, aseguró que «no nos pondrá en contra de sus trabajadores», que secundan mayoritariamente las protestas ciudadanas.

Tanto Salazar como el portavoz de «El Texu», Ángel Salas, volvieron a exigir el cierre del depósito donde se pretende almacenar el material industrial, conocido como jarofix. La Asociación «Los 16» contó con el apoyo de otras organizaciones vecinales, como Porceyo, Caldones y Ruedes, de la Federación de la Zona Rural «Les Caseríes», varios grupos ecologistas, el colectivo Fibroamigosunidos.com, el Partido Popular, Izquierda Unida, -miembro del anterior gobierno local y presente en la protesta a través del edil Francisco Santianes- y el movimiento 15-M.

«Vamos a luchar hasta el final», aseguraban, tras el acto, Tino Turroxón y Adilia Cepeda, vecinos del barrio de Trubia que ayer gritaron frente al Ayuntamiento lemas como «en Cenero, nun cabe vertedero

 

fuente:Ine.es Hemeroteca

 


Comentarios