Domingo, 03 de abril de 2011
Publicado por marifewebmaster @ 12:27
Comentarios (0)  | Enviar

hemeroteca ine.es Un paisaje de matices

Un paisaje de matices

Ser?a interesante rentabilizar el entorno, la arquitectura y el legado hist?rico de la parroquia con una oferta tur?stica adecuada, para dar as? un nuevo aire a su sistema productivo



La ganader?a sigue siendo parte importante de la actividad productiva. pablo solares


MULTIMEDIA
Fotos de la noticia

JAVIER GRANDA Rural, industrial, ganadera y romana son algunos de los calificativos atribuidos a la parroquia de Cenero. Situada en la zona meridional del concejo, L'Abad?a de Cenero, como ha pasado a denominarse oficialmente desde la aprobaci?n de la regulaci?n topon?mica del municipio, es la parroquia m?s extensa (23,8 Km2) y poblada de cuantas conforman el t?rmino gijon?s. Confina al Sur con el concejo de Llanera; al Norte con las parroquias de Trema?es, Fresno y Porceyo; por levante con La Pedrera y Ruedes, y al Oeste con Ser?n y San Andr?s de los Tacones.

El terreno, sin ser demasiado elevado (la cota dominante no alcanza los 300 metros de altitud), s? es montuno, caracterizado por una sucesi?n de suaves lomas, que adquieren vigor hacia la zona de Aguda y Pe?aferruz, separadas por estrechas vaguadas, que, de vez en cuando, se abren para formar amplias vegas, como la de Caraveo. Sobre este paisaje serrano despuntan peque?as elevaciones calc?reas, que han alimentado el imaginario colectivo de la zona y que han arraigado en la toponimia local como ?picas? o ?pe?es? (la del Moro, Corros, Alba, etc?tera).

La mayor parte de los numerosos arroyos que tan eficazmente han modelado el paisaje de la parroquia, vierten sus aguas al r?o Pinzales, que es el colector principal que avena Cenero. El conjunto de estos actores dan vida a un paisaje vivaz, que la acci?n del hombre ha desvirtuado notablemente. A los cambios paisaj?sticos asociados al desarrollo del poblamiento tradicional, sustentado en actividades agroganaderas, se ha sumado la proliferaci?n de actividades industriales de fuerte impacto paisaj?stico y grandes consumidoras de suelo: canteras (Batiao), tejeras (Carba?nos), pol?gonos industriales (Somonte). Hay que a?adir el impacto de importantes infraestructuras de comunicaci?n que sirven al municipio, como la renovada carretera Oviedo-Gij?n, convertida en autov?a (A-II).

Los ecos del Gij?n arcano y rural todav?a resuenan con fuerza en Cenero y las actividades ligadas al campo constituyen una parte importante de la actividad productiva de la parroquia. Los datos extra?dos del ?ltimo censo ganadero del municipio reflejaban la clara orientaci?n ganadera de esta parroquia, con 106 explotaciones de vacuno y 49 de ovino-caprino. Pese a un cierto dinamismo del sector agrario y ganadero, por la v?a de los cultivos bajo pl?stico (actualmente hay dos grandes explotaciones profesionales) y la modernizaci?n de las instalaciones ganaderas (a la que no es ajena las nuevas instalaciones de la Pecuaria), las rentas familiares se completan con actividades ajenas al medio rural. El poder de seducci?n de la ciudad ha determinado que la poblaci?n activa joven residente en Cenero prefiera emplearse en ocupaciones ajenas al duro trabajo del campo.

La regresiva evoluci?n demogr?fica de L'Abad?a, y el importante peso del segmento de poblaci?n mayor de 60 a?os en relaci?n con el de los ni?os y j?venes, pone en evidencia el arraigo del mundo rural en la parroquia. El padr?n municipal, a diciembre de 2006, recog?a un censo de 1.443 habitantes (732 hombres y 711 mujeres), repartido de un modo desigual entre sus 14 barrios: Aguda, Batiao, Belo?o, Caraveo, Carba?nos, Pe?aferruz, Pic?n, Pi?era, La Rebollada, Riera, Salceo, Sotiello, Trubia y Veranes. La entidad m?s poblada es Sotiello, la cabecera parroquial, con 249 vecinos, seguida por La Rebollada (con el n?cleo casi urbano de Pinzales) con 237 empadronamientos. El n?cleo menos habitado es Batiao, con 35 vecinos.

La comparaci?n con el censo de 1996 pone de manifiesto una p?rdida sensible de efectivos a nivel parroquial, pero tambi?n refleja el crecimiento de algunos n?cleos como Aguda, Pe?aferruz, Pi?era o Sotiello. La explicaci?n de estos datos la encontramos en la evoluci?n de las licencias de construcci?n concedidas en la parroquia desde el a?o 2000, radicadas, principalmente, en los enclaves apuntados.

El poblamiento, condicionado, como en toda zona rural del municipio, por la disposici?n de la orograf?a, se presenta disperso sobre la base de caser?as tradicionales y modernas viviendas unifamiliares que buscan la proximidad a los caminos que articulan el territorio. No obstante, en determinados puntos como Los Ca?os, Sotiello o La Rebollada, entre otros, el caser?o se aprieta formando n?cleos m?s compactos. En otras zonas, la proximidad de las edificaciones es m?s laxa, dando lugar a las t?picas quintanas o corradas. En el antiguo Coto de Curiel (barrios de Aguda, Carba?nos y Pe?aferruz), se localizan algunas de las m?s antiguas y representativas, como la de Goya o la de los Fombones.

El patrimonio edilicio de car?cter popular de Cenero es importante en n?mero, calidad e inter?s arquitect?nico. H?rreos y paneras antiguos (algunos con vistosas tallas), casas de portal?n o mari?anas y casas de corredor entre muros cortafuegos son, entre otras tipolog?as edificatorias tradicionales, relativamente frecuentes en el paisaje de la parroquia. La arquitectura se?orial est? representada por los restos, en Trubia, de la casa fort?n conocida como el ?Turrux?n? (siglos XIV-XV) y la torre del conde de Nore?a, cuya configuraci?n actual data del siglo XVII, tambi?n radicada en el barrio de Trubia. Este torre?n se?orial tiene capilla exenta, puesta bajo la advocaci?n de la Virgen de la O.

La historia m?s antigua de este territorio ha sido rescatada del olvido y puesta en valor con la recuperaci?n de la villa romana de Veranes, equipamiento cultural de gran inter?s y ?ltimo de los espacios muse?sticos municipales habilitados en Gij?n. La creaci?n de este centro de investigaci?n, estudio y exposici?n fue la concreci?n material de un proyecto arqueol?gico ligado al estudio de la Ruta de la Plata en el concejo de Gij?n, que se inici? en 1997, bajo la direcci?n de Carmen Fern?ndez Ochoa y Fernando Gil.

La villa tardorromana de Veranes es una pieza clave para entender el tr?nsito del agonizante mundo romano al medieval, en un entorno cercano al n?cleo urbano de Gij?n. En las proximidades de este yacimiento arqueol?gico se localizan otros restos de origen romano, como las Murias de Belo?o, enclave prospectado a finales de los 50 por Francisco Jord?.

Como estrategia para dar un nuevo aire a la econom?a parroquial, impulsando con ello la renovaci?n de la envejecida estructura demogr?fica, ser?a interesante que L'Abad?a de Cenero pudiese rentabilizar sus activos (paisaje, arquitectura tradicional, legado hist?rico cultural) a trav?s de una oferta tur?stica adecuada. Explotar a?n m?s el potencial de la agricultura ecol?gica ser?a otro camino en esa misma direcci?n.

fuente:INE.ES

Comentarios